La banca española no descarta que se produzcan más fusiones

El presidente de la Asociación Española de la Banca, José María Roldán, considera que no se puede dar por finalizado el proceso de reestructuración del sector bancario en España y no descarta que se produzcan más fusiones, ante un entorno cada vez más «exigente» y «complejo».

Roldán impartió ayer la conferencia La banca, una industria en transformación dentro del ciclo anual de análisis Visiones económicas a debate, organizado en la Cámara de Comercio de Zaragoza, donde enumeró los desafíos del sector a medio plazo.

Allí, según informó Efe, se refirió al proceso de integración que negocian Liberbank y Unicaja para crear la sexta entidad financiera por activos del país y comentó que este tipo de fórmulas continúan siendo un «elemento importante» para competir en el mercado. Por tanto, aseguró que pese a que España ha solucionado en poco tiempo y antes que otros países europeos lo que llamó la «sobrebancarización», no puede darse por finalizado el proceso de reestructuración del sector. «En la medida en que los gestores crean que las fusiones son una forma de hacer frente a esos desafíos lo van a seguir planteando. Por tanto, no se puede descartar», señaló Roldán, quien añadió que es «difícil» decir si este es el «punto final», ya que estas operaciones contribuyen a «mejorar la rentabilidad del sector».

Por otro lado, en relación al juicio por el caso Bankia, Roldán rehusó pronunciarse al respecto, pero, en cualquier caso, apuntó que no cree que este asunto afecte a la imagen de la banca, si bien reconoció que mejorar esa percepción es uno de los desafíos que tiene el sector.

«En esa nueva cultura bancaria ese, sin duda, es uno de los elementos a trabajar más fuertemente en los próximos años en un contexto donde ha aumentado la litigiosidad en el sector y donde los estándares son más exigentes que en el pasado», dijo.

Además de aproximarse al cliente, el sector debe hacer frente también a otros retos a «medio plazo», según Roldán, entre ellos el cambio climático, competir con nuevos operadores; la cuarta revolución industrial o el uso de las nuevas tecnologías. Precisamente, Roldán, natural de Teruel y conocedor de la despoblación que sufre el territorio, dijo que la tecnología es una herramienta para ofrecer servicios bancarios en el medio rural, donde el número de oficinas es cada vez menor.