Nuestro Convenio

CONVENIO COLECTIVO DE LAS CAJAS DE AHORROS PARA LOS AÑOS 2015 - 2018
El sindicato independiente CSICA-FINE satisfecho con el acuerdo alcanzado con la ACARL después de 17 intensos meses de conversaciones con la patronal. Implica la tranquilidad de disponer de la cobertura de un Convenio Colectivo Propio sectorial hasta final de 2018.

In extremis, los sindicatos presentes en la negociación del Convenio Ahorro hemos conseguido llegar a un acuerdo con la patronal que, a juicio del presidente de CSICA-FINE, Luis José Rodríguez Alfayate, “no cumple todas las expectativas pero sí es el mejor Convenio posible para los empleados del sector”.

“Tras 17 meses de duras e intensas conversaciones con la patronal, hemos logrado que la ACARL retire sus pretensiones en materia de horario laboral, una de las líneas rojas que no estábamos dispuestos a dejar traspasar”, ha sentenciado Rodríguez Alfayate al término de la reunión celebrada este jueves. Así, por un lado, la negociación sindical ha servido para adelantar la salida una hora los jueves por la tarde y, por otro, para que la patronal no impusiera la jornada partida en el sector.

En cuestiones salariales, finalmente, la ACARL ha aceptado mantener los trienios, el plus convenio revisable (aunque sin abono de la parte variable 2016) y mejorar la cláusula de empleo, entre otros beneficios que “consideramos muy importantes para la plantilla”, ha subrayado el presidente de CSICA-FINE.

Anteriormente, y tras las movilizaciones llevadas a cabo para defender un Convenio justo, conseguimos que la ACARL retirara su propuesta de ampliar la movilidad geográfica.

El Convenio Ahorro afecta a más de 75.000 empleados del sector en toda España “de ahí la importancia de contar con este documento, que viene a ser como un contrato de trabajo que ofrece tranquilidad y un marco jurídico indispensable para los trabajadores de las antiguas cajas; especialmente, teniendo en cuenta los momentos tan críticos que viven desde la crisis de 2008”. El presidente de CSICA-FINE añade que “es imprescindible para garantizar la seguridad laboral de las plantillas que han sufrido, y siguen sufriendo, una fuerte reestructuración que se ha llevado por delante 73.000 puestos de trabajo y que se enfrenta a un proceso de fusiones que podría llegar a suponer la desaparición de otros 25.000 empleos”.

“Durante todo este tiempo, ha quedado demostrado que somos una plantilla profesional, responsable y fuerte cuya única pretensión era defender y luchar por sus derechos. El proceso negociador ha sido duro y se ha prolongado en el tiempo más de lo que hubiéramos querido, pero la presión sindical ha dado sus frutos y los empleados de Ahorro ya tienen, por fin, su Convenio”, ha concluido Luis José Rodríguez Alfayate.

El acuerdo ha sido firmado por CCOO, CSICA y UGT, sindicatos que sumamos el 85,13% de la representación en la mesa.

Somos conscientes de que “con demasiada lentitud, ACARL ha ido retirando sus pretensiones de eliminar la movilidad geográfica, pagas, la carrera profesional a partir de nivel X, las ayudas y pluses, el Plus Convenio, las oposiciones, el complemento de residencia, bajar el precio del trienio a la mitad, eliminar la revalorización de los complementos de pensiones, eliminar la figura de Subdirección en la Clasificación de Oficinas… y en definitiva sus pretensiones de configurar un Convenio low-cost que lesionaba gravemente nuestros derechos”. Sin embargo, ya tenemos “la tranquilidad de disponer de la cobertura de un Convenio Colectivo Propio sectorial hasta final de 2018”.